Sentado en la playa

Sentado en la playa escuchaba una caracola que me susurraba al oído una canción de amor, acompañada de una música…

Sin ti

Sin ti la soledad se hace dueña, la noche eterna y fría, como la muerte. © Fermín Goiriz Díaz (25/03/2018)

No me importaba

En mi desesperación entré en un templo sin saber a quien en él se adoraba. No me importaba que fuese…

En mi desierto

En mi desierto los espejismos siempre tienen forma de mujer © FERMÍN GOIRIZ DÍAZ            …

Voy a ser feliz…

Voy a ser feliz porque sí, y porque tú estás ahí. Seré feliz tumbado a la sombra de una parra,…

Cuando sea

Cuando sea, no quiero nicho, ni túmulo en la tierra ni cenizas al viento. Cuando sea, sólo quiero un beso…

Sobre una cama de sarmientos

Sobre una cama de sarmientos cubiertos con hojas de parra, esperaremos la noche donde los sueños son los dioses. Y…

A veces

A veces en la soledad la voz del silencio me murmura al oído con tu propia voz las palabras de…

Te vi a lo lejos

Algo extraño estaba pasando Los fríos vientos del norte Venían del caliente sur El aire lastimaba La arena cegaba Turbado…

Aquel encuentro

Aquel encuentro quizás casual o no tanto una y mil veces deseado El choque fue breve tan breve como intenso…

En silencio te quiero

El paseo de la tarde por la playa de la Magdalena, los pies descalzos acariciados por el mar suplen tu…

Como los toreros por el albero

Van los clérigos entre las tropas blandiendo un hisopo, turíbulo al viento bendiciendo a los soldados como quien bendice al…

Benditos sueños

Benditos sueños, donde el pecado es virtud ©Fermín Goiriz Díaz 2014

Los cleptoparásitos

¡Ahí están! los cleptoparásitos en sus lujosos áticos, estandartes al viento, sonriendo como hienas mientras otean la exanguinación de la…

Las lágrimas saladas

Hay días que sólo las lágrimas saladas que surgen de la emoción pueden calmar el ansia de beber el deseo…

Te devoran el alma

Hay días en que las mariposas desde el estómago como si todavía fuesen larvas te desgarran las entrañas te devoran…

Cuando escribo poesía

Cuando escribo poesía en silencio pido perdón por la osadía. Pero no puedo. O no quiero. O me puede. Aunque…

Dejándome llevar

Dejándome llevar por el viento llegué a ti. Desde ese instante. El viento gira a nuestro alrededor. Como si quisiera…

Por ti

Por ti. Comería el fruto del árbol que está en medio del huerto y que fuera lo que Dios quisiera…