28/12/2016

No me importaba

por Fermín Goiriz Díaz

En mi desesperación

entré en un templo

sin saber a quien

en él se adoraba.

No me importaba

que fuese a una,

o a dos mil deidades,

a un monolito de piedra

o a una paloma mensajera.

No me importaba

quien escucharía

mis aflicciones.

Sólo necesitaba expulsarlas

antes de que

me desgarraran el alma.

 

© FERMÍN GOIRIZ DÍAZ

(28/12/2016)

Anuncios
Etiquetas: ,
28/12/2016

En mi desierto

por Fermín Goiriz Díaz
En mi desierto
los espejismos
siempre tienen
forma de mujer
© FERMÍN GOIRIZ DÍAZ
                            (28/12/2016)
Etiquetas:
26/12/2016

Con un pitillo en la boca

por Fermín Goiriz Díaz

 
Un cigarrillo
olvidado en el cenicero
otro
entre mis dedos.
Miro hacia tu retrato.
Me quemo los dedos.
Blasfemo.
Prendo un tercero.
Miro de nuevo
a tu retrato
y al cenicero.
Rebosa.
Tu retrato me mira.
Suena la alarma.
La casa está en llamas.
Con un pitillo
en la boca,
busco tu retrato.
Lo agarro y,
fuertemente,
contra mi pecho
abrazado,
espero
a que un milagro
aparezca de entre
las llamas
para salvarnos.

© FERMÍN GOIRIZ DÍAZ

(26/12/2016)

20/12/2016

Voy a ser feliz…

por Fermín Goiriz Díaz

Voy a ser feliz
porque sí,
y porque tú
estás ahí.

Seré feliz
tumbado
a la sombra
de una parra,
o tumbado
en el suelo
cubierto de hielo.

Voy a ser feliz
porque sí,
y porque tú
estás ahí.

 

© Fermín Goiriz Díaz

(20/12/2016)

Etiquetas:
17/11/2016

Cuando sea

por Fermín Goiriz Díaz

Cuando sea,
no quiero nicho,
ni túmulo
en la tierra
ni cenizas
al viento.
Cuando sea,
sólo quiero
un beso tuyo
lanzado al viento.

 

© Fermín Goiriz Díaz

(17/11/2016)

Etiquetas:
17/11/2016

Mi sombra estampada

por Fermín Goiriz Díaz

copyright-fermin-goiriz-diaz

27/05/2016

Mañana será otro día

por Fermín Goiriz Díaz

Amores de farol
a precio pactado
speed con alcohol
no hay cansancio
mientras bailo
al ritmo
que marca mi corazón
mañana será otro día
desmemoria
muerte en vida
quizás mañana
me haga un harakiri
o decida que sea el alcohol
bien mezclado
con amores de farol
quien tome la decisión

©Fermín Goiriz Díaz (24/05/2016)

 

Etiquetas:
13/05/2016

Soñarla a cada instante

por Fermín Goiriz Díaz

 

Cuando los días
se convierten en un bucle,
en un continuo déjà vue,
en una invariable monotonía,
que te estruja las entrañas
y hasta el alma…
sólo podrá salvarte
soñarla a cada instante.

© Fermín Goiriz Díaz 13-05-2016

 

 

12/11/2015

Dende a fiestra

por Fermín Goiriz Díaz

Hoxe,

dende a fiestra,

vin a Deus

vestida coma ti

cando vas polo camiño

que leva á casa do Sol.

© Fermín Goiriz Díaz 12/11/2015

10/10/2015

Sobre una cama de sarmientos

por Fermín Goiriz Díaz

Sobre una cama de sarmientos

cubiertos con hojas de parra,

esperaremos la noche

donde los sueños son los dioses.

Y el amor la ambrosía

que nos hará eternos.

 

© Fermín Goiriz Díaz 10/10/2015

13/08/2015

En las emparradas viñas del Norte

por Fermín Goiriz Díaz

De los racimos
que brotan
en las emparradas viñas
del Norte.
Mana la sangre
que la tierra se negó,
asqueada,
a tragar.

© Fermín Goiriz Díaz 13/08/2015

12/08/2015

al que ya ni dejan tomar un buen café

por Fermín Goiriz Díaz

A uno
-al que ya ni dejan tomar un buen café-
sólo le queda levantarse enamorado
para poder enfrentarse al día
y a tu ausente presencia.

© Fermín Goiriz Díaz 12/08/2015

06/02/2015

A veces

por Fermín Goiriz Díaz

A veces
en la soledad
la voz del silencio
me murmura al oído
con tu propia voz
las palabras de amor
que nunca me has dicho
y acaso nunca me dirás.
Pero aún así
como los que tienen fe
esperaré a que tus brazos
me estrechen,
a que tus labios
me besen,
mientras abrazo
delicadamente
tu cuerpo despojado.

© Fermín Goiriz Díaz 2015

21/01/2015

Hoy, las musas, parecen musarañas

por Fermín Goiriz Díaz

Cada vez que miraba la hoja en blanco
la veía cada vez más pálida.
Las palabras surgían
pero era incapaz de plasmar
todo lo que mi mente urdía,
ella misma las trituraba
impidiéndome trazar
sobre el níveo papel
las letras que servirían
para componerte una canción.
Un canto de amor.
Hoy, las musas, parecen musarañas.

© Fermín Goiriz Díaz 21/01/2015

17/01/2015

Cada dosis de ti

por Fermín Goiriz Díaz

Cada dosis de ti
en todos tus formatos
calma mis ansias
alegran mi vida

Cada dosis de ti
en todos tus formatos
es la luz que me guía
el norte de mi vida

©Fermín Goiriz Díaz 2015

12/01/2015

Cuando regrese a las estrellas

por Fermín Goiriz Díaz

Cuando regrese a las estrellas
Cosa inevitable
Que espero sin prisas
Parpadearé todas las noches
Como si fuese la luz de un faro
En un guiño cómplice
De quien te soñó
Desde el día que te conoció
Cuando regrese a las estrellas
Sin tristezas melancólicas
Te escribiré todas las noches
En código estelar
Las más dulces
Palabras de amor

©Fermín Goiriz Díaz 2015

Etiquetas:
11/01/2015

Los montes lloran

por Fermín Goiriz Díaz

Un toldo gris
Cubre el cielo
A lo lejos
En la Sierra
Los montes lloran
Hacia el cielo
La calle negra
Está mojada
Amanda no corre
Todo es tristeza
El pelo mojado
Ya nada importa
Un toldo gris
Cubre el cielo
En la Sierra
Los montes lloran
Hacia el cielo
Los montes lloran
Por Manuel
Y por Víctor Jara

©Fermín Goiriz Díaz 2015

09/01/2015

Te vi a lo lejos

por Fermín Goiriz Díaz

Algo extraño estaba pasando
Los fríos vientos del norte
Venían del caliente sur
El aire lastimaba
La arena cegaba
Turbado el entendimiento
A los dioses clamé
Hubo silencio
De rodillas
Vencido
Grité tu nombre
Una y hasta mil veces
Grité tu nombre
No hubo respuesta
La playa desierta
Sería mi tumba
La arena mi túmulo
Tu ausencia mi cruz
Resignado callé
Calló el viento
La arena descansó
Tu perfume me invadió
Abrí los ojos
Te vi a lo lejos
Me reincorporé
Te vi
A lo lejos
Te vi
Sonreí y me fui

©Fermín Goiriz Díaz 2015

31/12/2014

Aquel encuentro

por Fermín Goiriz Díaz

Aquel encuentro
quizás casual o no tanto
una y mil veces deseado
El choque fue breve
tan breve como intenso
ya no era un sueño
estaba allí
contigo
nervioso
emicionado
y creo que sonrojado

En mis sueños
todo era más sencillo
las palabras surgían
sin esfuerzo
la complicidad era total
las miradas cartas de amor
y ahora
apenas podía hablar

Aquel encuentro
quizás casual o no tanto
una y mil veces deseado
me acompaña
mientras te sueño despierto
desde la playa
donde descansa el mar
que con ternura
me susurra tu nombre
a la vez que me dice:
volverá pronto.

©Fermín Goiriz Díaz 2014

30/12/2014

Será mañana

por Fermín Goiriz Díaz

Los sicarios de fin de año
ejecuatarán el encargo
sin remordimientos
es su oficio
no hay saña.

Será mañana
a las cero horas
mientras las campanas
en un alegre concierto
silenciarán
los berridos de la muerte.

Los abrazos
el champán
los confetis
nos recordarán
al carnaval.

Entre risas
celebraremos la muerte
y festejaremos el alumbramiento
del nuevo año
con la convicción
de que el novato
nos acarreará mayor felicidad.

Mientras tú y yo
desconfiados
esperaremos
abrazados en la playa
a que nazca el Sol
mientras las olas del mar
nos murmuran canciones de amor.

©Fermín Goiriz Díaz 2014

18/12/2014

En silencio te quiero

por Fermín Goiriz Díaz

El paseo de la tarde
por la playa de la Magdalena,
los pies descalzos
acariciados por el mar
suplen tu ausencia,
el sol de poniente
muy suavemente,
como una caricia tuya
se esconde tímidamente,
mientras pienso en ti
en silencio,
mientras paseo
sueño contigo.
En silencio,
te quiero.

©Fermín Goiriz Díaz 2014

15/12/2014

Como los toreros por el albero

por Fermín Goiriz Díaz

Van los clérigos entre las tropas
blandiendo un hisopo,
turíbulo al viento
bendiciendo a los soldados
como quien bendice al ganado.
Van los clérigos entre las tropas
como los toreros por el albero.

©Fermín Goiriz Díaz 2014

14/12/2014

Benditos sueños

por Fermín Goiriz Díaz

Benditos sueños,
donde el pecado
es virtud

©Fermín Goiriz Díaz 2014

13/12/2014

Los cleptoparásitos

por Fermín Goiriz Díaz

¡Ahí están!
los cleptoparásitos
en sus lujosos áticos,
estandartes al viento,
sonriendo como hienas
mientras otean la exanguinación
de la miseria,
peregrinando a sus pies.

©Fermín Goiriz Díaz 2014

12/12/2014

Las lágrimas saladas

por Fermín Goiriz Díaz

Hay días que sólo
las lágrimas saladas
que surgen de la emoción
pueden calmar el ansia
de beber el deseo intenso
de tu pasión.

©Fermín Goiriz Díaz 2014

02/12/2012

Te devoran el alma

por Fermín Goiriz Díaz

Hay días en que las mariposas
desde el estómago
como si todavía fuesen larvas
te desgarran las entrañas
te devoran el alma

©Fermín Goiriz Díaz 2012

31/05/2012

Cuando escribo poesía

por Fermín Goiriz Díaz

Cuando escribo poesía

en silencio pido perdón

por la osadía.

Pero no puedo.

O no quiero.

O me puede.

Aunque no quiera.

Se presenta.

Sin pedir permiso,

ni dar los buenos días.

Después,

viene la osadía.

Escribir,

algo parecido,

a poesía.

Por ello.

A ti

te bendigo,

Hermann Hesse,

amigo.

Que para casos como el mío

escribiste:

“Hacer versos malos depara mucha más felicidad que leer los más bellos.”

Bendito él.

Y bendita tú.

Mujer.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

30/05/2012

Dejándome llevar

por Fermín Goiriz Díaz

Dejándome llevar
por el viento
llegué a ti.
Desde ese instante.
El viento gira
a nuestro alrededor.
Como si quisiera
proteger
nuestro amor

©Fermín Goiriz Díaz 2012

25/05/2012

Pájaros en la cabeza

por Fermín Goiriz Díaz

La blanca arena
Huye de mis pisadas
Descalzas.
Mientras
Las gaviotas juegan
-O eso parece-
Sobre mi cabeza.
Llena ella
De pájaros que hablan
Como cotorras
Repitiendo
Una y otra vez,
Tu nombre
De mujer

©Fermín Goiriz Díaz 2012

25/05/2012

Pola estrada

por Fermín Goiriz Díaz

Pola estrada,
amodiño,
camiño
sen destino.
As veces
me deteño e
miro o ceo.
Si vexo que
que ten as fiestras
pechadas,
sen destino.
Retomo,
amodiño,
O camiño
Sen destino.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

29/04/2012

La mirada clavada

por Fermín Goiriz Díaz

Una copa en la mano
El bar casi vacío
la mirada
parece que mira
pero no mira
solo está fija
clavada en la nada
Un “hola”
desde la puerta
saluda
miro
te veo
a contra luz te veo
Poso la copa
pago
salgo a la calle
me ves
a contra luz
me ves
soy yo, sí
me voy

©Fermín Goiriz Díaz 2012

29/04/2012

¿Qué tal estás?

por Fermín Goiriz Díaz

¿Qué tal estás?
Espero que todo te vaya bien
lo deseo fervientemente
lo sabes
Si no puedes o no quieres
no me contestes
lo entenderé
si es que hay algo que entender
Algún día
quizás en el infierno
nos encontremos nuevamente
y hablaremos de lo nuestro
si todavía queda algo de que hablar
si no
penemos nuestro pecado
el pecado de haber estado enamorados

©Fermín Goiriz Díaz 2012

28/04/2012

Grave error

por Fermín Goiriz Díaz

Grave error
del que diga
que nada nuevo
hay bajo el Sol.
No tiene ni idea
de que tu estás
todos los días
renovando mi amor

27/04/2012

Déjame que te diga

por Fermín Goiriz Díaz

Déjame
que te diga
hoy
por si mañana
no puedo.
Que
amarte
ha sido
un placer
Un regalo
que las hadas
han tenido
a bien otorgar
a este simple
mortal.
Don
que jamás
debidamente
podrá
agradecer.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

27/04/2012

la guerra ha terminado

por Fermín Goiriz Díaz

La ciudad destruida
es recorrida
por los líderes
victoriosos
que caminan
entre los muertos,
todavía sin enterrar
y algún que otro
muerto en vida
que deambula
por lo que un día
fueron las calles
de su ciudad.
Los ayudantes,
de inmaculado uniforme,
extienden grandes mapas
de lo que fue la gran ciudad,
señalando con el dedo
posibles emplazamientos
que Defensa ocupará.
¡La guerra ha terminado!
¡La reconstrucción ha comenzado!
¡Gracias sean dadas a dios!

©Fermín Goiriz Díaz 2012

26/04/2012

Si estás afligido

por Fermín Goiriz Díaz

Si estás afligido
y buscas consuelo,
háblale a tu dios
al tuyo
o a un camarero.
Pero rehuye al clero,
al clero
de cualquier credo.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

26/04/2012

Qué oscura represión esconderán

por Fermín Goiriz Díaz

Qué oscura represión
esconderán esos
que dicen hablar
en nombre de Dios
que con tanta inquina
reprueban
toda manifestación
de amor.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

26/04/2012

El saber que estás ahí

por Fermín Goiriz Díaz

El saber que estás ahí,
tan próxima,
impulsa mi vida
a vivir me obliga.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

26/04/2012

cuando sea

por Fermín Goiriz Díaz

Cuando sea,
que será,
solo quiero
tu mano
asiendo la mía.
Cuando sea,
que será,
solo quiero
tu mano,
la que dió
sentido
a mi vida,
asida a la mía.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

26/04/2012

En sueños soñé

por Fermín Goiriz Díaz

En sueños soñé
que mi amor,
a mi lado tumbado,
estrechándome
entre sus brazos
me abrazaba
besándome en la boca
el alma a mí rendía…
como Isolda a Tristán
En sueños soñé

©Fermín Goiriz Díaz 2012

25/04/2012

No Real de Cedeira

por Fermín Goiriz Díaz

Por iniciativa do Prior de Régoa co visto bon do Comendador de Porto Marín organizase na Vila de Cedeira a “I Feria de Abril de Sedeira” e para conmemorar tal feito escribo mais mal que ven esta poesía ou o que seña si é que é que eu qué séi.

No Real de Cedeira
Praza Roxa,
que algúns chaman corazón, (?)
celébrase a “Feria de abril”
por obra e gracia do Prior
a maior gloria do Comendador…
Para que luzan as donas
vestidas de faralaes
cubertas con mantillas
suxetas con peinetas
que imitan o marfil,
requebrando os mozos
da vila e do alfoz
que visten traxe corto
e sombreiro andaluz
montados sobre as bestas
criadas na Serra da Capelada
as mellores andadoras
entre os toxos do país
quita pé, mete pé…
Mentras o gaiteiro
da outra banda*
chora a gaita,
en Corveiro,
mirando cara o mar.
“Feria de abril en Cedeira”
Más que Villa… Sevilla

*Gaitero de Ares (en ferrolán, da outra banda-da ría-), cedeirés adoptivo que me atopei un día xogando a cornamusa cara o mar. Tremía todo o meu corpo… Un concerto telúrico!!

©Fermín Goiriz Díaz 2012

24/04/2012

Siempre te veo

por Fermín Goiriz Díaz

Te veo

siempre te veo

te veo

en sueños

te veo

despierto

te veo

siempre te veo

solo a ti te veo

solo a ti

veo

en sueños

te veo

despierto

te veo

siempre te veo

©Fermín Goiriz Díaz 2012

23/04/2012

Mañana hablamos de nuevo. Si quieres

por Fermín Goiriz Díaz

Hacía ya tiempo
que no aprovechábamos la noche
para hablar de nuestras cosas.
Hoy.
Nos desquitamos.
Aunque como casi siempre,
tu eras el que decidía
que pieza interpretábamos.
Me mostraste,
como tantas veces
antes de irte,
los poemas por ti seleccionados
que habías pasado a pluma
en aquellas fichas blancas
que te había traído de la papelería.
No eran poemas completos
sino versos sueltos
de unos y otros autores.
Versos defensivos.
Fármacos en forma de verso
que no son más que placebos.
Placebos en verso
para mitigar el miedo.
Al despertar me dirigí
hacia el cajón de los recuerdos
y allí estaban
tus fichas blancas
escritas a pluma
con tu mano,
dentro de la misma carpeta
en la que las guardaste.
Mañana.
Papá.
Hablamos de nuevo.
Si quieres.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

23/04/2012

Ya quisiera yo

por Fermín Goiriz Díaz

Ya quisiera yo
aunque solo fuese por un día
volar como el cuervo
y no parar hasta encontrar
un lugar donde reposar
Y allí al mundo gritar
¡Nunca más!
Pero no caerá la breva
ni volverá Leonor
ni Edgar Allan Poe

©Fermín Goiriz Díaz 2012

23/04/2012

No me llames recesión

por Fermín Goiriz Díaz

No me llames recesión

cuando sabes que lo nuestro

es una depresión.

Ni culpes al zapatero

del trastorno transitorio

que padece mi corazón.

Ni a la Cristina

que me dejó por Repsol.

Mi depresión me la causa

tu sumisión

a la reina germana y

a las agencias de calificación.

Mariano, hermano.

No me llames recesión

cuando sabes que lo nuestro

es una depresión.

No vaya a terminar

nuestra relación…

en un socavón.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

23/04/2012

Por ti

por Fermín Goiriz Díaz

Por ti.

Comería el fruto

del árbol que está

en medio del huerto

y que fuera

lo que Dios quisiera

©Fermín Goiriz Díaz 2012

Etiquetas: , ,
22/04/2012

Aquel día de febrero

por Fermín Goiriz Díaz

Aquel día de febrero

sentí miedo

impotencia y odio.

Aquel día de febrero

mi casa vi allanada

mi libertad condicionada.

Aquel día de febrero

sentí miedo

impotencia y odio.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

22/04/2012

Aquella mañana

por Fermín Goiriz Díaz

Aquella mañana
de San Valentín,
la oscuridad se hizo dueña
la lluvia hiena
la tristeza emblema.

Aquella mañana
de San Valentín,
sentí el odio
sentí el amor
sentí el dolor

Aquella mañana
de San Valentín,
sobre el túmulo
alguien puso una cruz
de madera y unas
flores que no son

©Fermín Goiriz Díaz 2012

22/04/2012

La puerta no se abre

por Fermín Goiriz Díaz

De ocho a ocho y media

de una a una y media

de veinte a veinte treinta,

cinco días, tres veces al día,

sala de espera UCI Son Dureta.

El estómago cosquillea,

la puerta no se abre.
Sonrío a María que mira.

No sonríe, tiene miedo,

supongo.

La puerta no se abre.

Alguien protesta, desespera.

Miro a María, me mira.

Tengo miedo.

Alguien llora, otros la consuelan.

La puerta no se abre.

Solo a la puerta miro.

Pienso en ella…

Cama dieciocho, me digo

Me acerco a María

¿Cama dieciocho, no?

Sí…

Ya pasan diez minutos.

La puerta no se abre.

Se me abren las entrañas,

alguien protesta de nuevo,

otros le secundan,

desesperan

La puerta no se abre.

La sala semeja un funeral en vida.

Se abre una puerta…

no es la nuestra.

Murmullos, protestas, lloros…

no es la nuestra.

Se abre la puerta

¡Es la nuestra!

Por fin

Vamos, vamos, vamos…

El corazón late a mil.

Sin correr corremos,

todos tenemos prisa,

todos tenemos miedo

en esta antesala de la vida y la muerte.

Cubrimos cabezas y zapatos

con un fieltro verde;

el corazón va a dos mil.

Doce; trece; dieciséis… dieciocho…

De uno en uno, por favor, nos dicen.

Entro, la veo a cuatro metros de mi.

¡Dios! Cómo está ¡Dios!

Dibujo una sonrisa mentirosa,

me acerco, no puede verme,

solo puede mirar hacia el techo.

¡Hola, mi amor!

Sus ojos me sonríen.

María desde la ventana que da al pasillo,

dice hola.

Sus ojos sonríen otra vez.

Los tubos salen de todas partes,

su cabeza está enormemente hinchada.

¿Cómo lo llevas, mi vida?

Sus ojos dicen que sí, que bien…

Sé que es mentira.

No puede respirar por si misma,

tiene respiración asistida.

Suena una alarma del ordenador.

Vuela una enfermera.

Sin aparentarlo me muero,

miro a María, está pálida…

La enfermera con una sonrisa

que mas parecía un beso me dice:

No es nada.

Me acerco de nuevo.

Los niños te mandan muchos besos,

te quieren, llamarán hoy, de nuevo…

La quiero, lo siento, la siento mía.

Tengo miedo.

Sonrío, la miro, la beso.

Sonríe con sus ojitos escondidos.

Pasa el tiempo muy deprisa.

Voy a salir solo un momento,

para que entre María. La beso.

Entra María, asustada, supongo…

En el pasillo me pego a la pared

soplo, resoplo, miro al techo, soplo, resoplo…

Sale María. Vuelvo a entrar.

Por favor, vayan saliendo, nos dicen.

La beso, la quiero, tengo miedo, sonrío…

A la una volvemos ¡Pórtate bien! Sonrío…

Sonríe…

Salimos. No nos decimos nada.

Volveremos a la una, en silencio,

a la sala de espera UCI Son Dureta.

Cinco días, tres veces al día…

La puerta no se abre…

©Fermín Goiriz Díaz 2012

22/04/2012

De ti ya solo queda

por Fermín Goiriz Díaz

De ti ya solo queda
un túmulo de tierra,
una cruz de madera,
una oración,
unas flores
que no son…
y mi memoria.
Donde pervivirás
mientras yo tenga
memoria.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

21/04/2012

Los muertos fueron miles

por Fermín Goiriz Díaz

Los muertos fueron miles

cientos de miles fueron

los muertos

El General dictaba:

“…la misión encomendada ha sido cumplida,

la revuelta sofocada…”

Los muertos fueros miles

cientos de miles fueron

los muertos

El General dictaba:

“…La paz reina de nuevo…”

©Fermín Goiriz Díaz 2012

21/04/2012

desespero

por Fermín Goiriz Díaz

Te espero

te quiero

te espero

tardas

te espero

te quiero

desespero

 

©Fermín Goiriz Díaz 2012

21/04/2012

Todos los días todos

por Fermín Goiriz Díaz

Todos los días todos

te recuerdo.

Unos;

solo unos segundos

que sin embargo

parecen eternos.

Otros;

el día entero te recuerdo

sin embargo

semejan segundos.

Todos los días todos

te recuerdo.

©Fermín Goiriz Díaz 2012

21/04/2012

Me pregunto

por Fermín Goiriz Díaz

Me pregunto

si para llegar a la madurez

es necesario nacer ya maduro

o es una cuestión de años…

años y años y años y más años.

Me pregunto.

No lo sé,

todavía,

no lo sé.

Mañana cumplo… 93

©Fermín Goiriz Díaz 2012